«Yo soy de los que piensa…» o de los problemas de concordancia

Voy a dedicar la primera entrada «con contenido» de mi blog a un problema gramatical que veo y oigo prácticamente a diario en traductores, periodistas (prensa escrita, radio y televisión) y, por supuesto, gente «de a pie»: la dificultad de concordar correctamente el verbo de ciertas oraciones de relativo con su sujeto gramatical. Así que desempolvo mis apuntes de Lengua Española II, abro el Diccionario panhispánico de dudas para encontrar refuerzos en esta dura batalla y me pongo manos a la obra.

Caso 1: Tú eres el que te equivocas / Yo soy la que lo he hecho

Estas dos frases son oraciones copulativas en las que se enfatiza uno de los argumentos del verbo. Esta enfatización se produce a través de una oración de relativo, que en este caso es el que te equivocas y la que lo he hecho. Pues bien, aquí viene el quid de la cuestión: dado que el sujeto de la oración de relativo es el que y la que respectivamente, el verbo debe ir en tercera persona del singular para que la concordancia gramatical sea estricta:

Tú eres el que/quien se equivoca.
Yo soy la que/quien lo ha hecho.

Esta opción es mayoritaria (y, en mi opinión, preferible) en el habla culta, por lo que es la que deberíamos utilizar los profesionales de la lengua. Aunque la opción de concordar el verbo de la oración de relativo con el sujeto de la oración principal no es estrictamente incorrecta, sí debería quedar relegada al habla coloquial.

Excepción: Cuando en estas estructuras aparecen los pronombres personales nosotros o vosotros, la concordancia con el verbo es en primera o segunda persona del plural:

Fuimos nosotros los que/quienes lo hicimos.
Fuisteis vosotros los que/quienes lo hicisteis.

Caso 2: Yo soy de las que piensa que traducir es muy difícil / Tú eres de los que crees que los niños vienen de París

Lo mismo que he comentado anteriormente se aplica a las construcciones partitivas como estas: el sujeto de la oración de relativo es las que y los que respectivamente, por lo que el verbo debe ir en tercera persona del plural:

Yo soy de las que piensan que traducir es difícil.
Tú eres de los que creen que los niños vienen de París.

Se admite, aunque es poco recomendable, poner el verbo en tercera persona del singular (Yo soy de las que piensa…), pero en ningún caso es aceptable la concordancia en primera o segunda persona del singular (Tú eres de los que crees…).

Caso 3: Brad Pitt es uno de los actores que más cobra / Yo soy una de las que vino

Se trata del mismo caso que el descrito anteriormente. Si os fijáis, en el caso 2 simplemente se ha elidido el indefinido uno. Por tanto, las reglas son las mismas:

Yo soy una de las que vino. > Es incorrecto poner el verbo en primera persona del singular. Oración correcta: Yo soy una de las que vinieron.

Brad Pitt es uno de los actores que más cobra. > El verbo debe ir preferentemente en tercera persona del plural, en concordancia con su sujeto gramatical: Brad Pitt es uno de los actores que más cobran. ¿A que no diríamos Brad Pitt es uno de los actores más guapo, sino Brad Pitt es uno de los actores más guapos? Pues con las oraciones de relativo sucede lo mismo.

Si habéis conseguido llegar al final de esta entrada (sé que es difícil de digerir), enhorabuena y gracias por haber leído mi primer post «serio». 🙂

Fuente: Diccionario panhispánico de dudas, entrada «Concordancia».

Anuncios

20 pensamientos en “«Yo soy de los que piensa…» o de los problemas de concordancia

  1. Pablo Muñoz Sánchez 20/10/2010 en 18:07

    Uf, es una entrada difícil de digerir después de comer hace un rato… Pero bastante útil 😛 Yo reconozco que he dicho algunas cosas que mencionas (como “soy uno de los que piensa…”), pero bueno, al escribir intento no caer en esos errores. Y si tengo duda y no lo veo claro en el DPD, fácil solución: lo expreso de otro modo que sepa que es correcto. 🙂

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 20/10/2010 en 18:15

      Sí, ya decía yo que era difícil de digerir; quizá debería haber puesto el aviso al principio del post y no al final. :p Pero es un error tan común y me da tanta rabia que creía conveniente dedicarle una entrada entera. Gracias por tener la valentía de leerla y comentarla, jeje.

      Saludos,
      Isabel

      Me gusta

  2. Alicia SP 20/10/2010 en 20:25

    Me ha encantado! y la verdad que lo has explicado genial aunque cueste un poco llegar al final.

    Espero con ansia entradas similares de vez en cuando.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 21/10/2010 en 11:47

      ¡Mil gracias, Alicia! Temía que fuese un tema demasiado espeso para la primera entrada, pero me alegro de que te haya parecido útil. Ya estoy recopilando más ideas de este estilo que puedan ser de interés.

      Saludos,
      Isabel

      Me gusta

  3. Nurua 21/10/2010 en 12:49

    Hola a todos:
    Intentando utilizar la expresión que nos comenta Isabel para demostrarle que no sólo hay que entenderlo, sino también ponerlo en práctica, os diré que yo soy de las que llevan muchos años en el campo y de las que entregaban sus traducciones (al menos las primeras) sólo en papel, porque no había forma de guardarlas en un disquete. Por cierto, espero haberlo construido bien, que si no me van regañar ;-).

    En serio, el primer ordenador que utilicé se arrancaba con un disquete flexible de aproximadamente 20×20 cm (el disco de sistema) y guardaba los datos en otro de igual tamaño. Era justo cuando empezaban a salir los PC con ¡¡¡¡20 MB!!!! de disco duro. Todo un logro en aquella época. Y también toda una inversión, creedme. Y no creáis que soy tan vieja (bueno, algo mayor, que viejas sólo son las cosas jeje).

    Por eso es una maravilla que ahora sea todo tan distinto, y no sólo por las prestaciones que nos ofrecen los equipos informáticos. La evolución de la técnica, en este caso de Internet, nos sirve ahora para que nos podamos comunicar mejor entre nosotros, o para que podamos enviar nuestra consulta de forma rápida a personas a las que ni siquiera conocemos. O, como hace Isabel en este blog, para que podamos dejar constancia de cuestiones que nos han supuesto alguna vez un problema y que pueden ayudar a los demás. Ya sé que estoy diciendo cosas evidentes. Pero no hay que olvidar que los traductores de antes trabajaban (trabajábamos) de verdad en la sombra. Imaginaos el mundo en el que las búsquedas desde casa se limitaban a las llamadas telefónicas que cada uno fuera capaz de hacer, en función de su círculo de conocidos, amigos o parientes. Gracias a iniciativas como la de Isabel ahora podemos enriquecernos con las aportaciones de cada uno y podremos hacer mejor nuestro trabajo. Gracias, Isabel, por tu granito de arena. Como tú dices, esperemos que efectivamente sirva para hacer una recopilación de las patadas que se le dan a nuestra lengua en nuestros días (que no son pocas), o para que nos ayudemos a sobrevivir en la jungla de la traducción. Si necesitas ayuda para que conseguir este objetivo, quedo a tu disposición.

    P.D. Espero no haber quedado demasiado cursi :-), pero ya se sabe, los mayores nos volvemos melancólicos.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 21/10/2010 en 13:11

      ¡Hola, Nuria!

      De cursi nada. Teniendo en cuenta que todos (o casi todos) los que estamos en este y otros blogs somos jovenzuelos, nos viene muy bien que alguien realmente experimentado, que empezó en este mundillo cuando todavía no existía ni Internet (algo que para nosotros, hoy por hoy, es inconcebible), nos dé su visión de las cosas. Seguir en activo después de tantos años, con unos comienzos tan difíciles y con tanta revolución tecnológica de por medio, es todo un mérito (quien no se adapta a los cambios está condenado a desaparecer). Así que, por supuesto, estás invitada a participar en este blog siempre que quieras, porque estoy segura de que puedes enriquecer mis aportaciones y las de los compañeros con otras opiniones llenas del conocimiento que solo se consigue con los años y la experiencia (y nosotros todavía tenemos poco de eso).

      ¡Bienvenida a la blogosfera! 🙂

      Me gusta

  4. Raúl Gutiérrez 25/10/2010 en 22:08

    Enhorabuena por la primera entrada, está muy currada. Espero que dediques algún comentario a los “subasteros” de la traducción, véase el individuo o individua (ey, otro sobre la paranoia del lenguaje sexista no estaría mal) que piensa “cualquier traducción es válida, a ver quién me la hace gratis”.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 26/10/2010 en 07:19

      Hola, Raúl:

      Gracias por leerme y por la enhorabuena. Ah, y tomo buena nota de tus sugerencias. 🙂

      Saludos,
      Isabel

      Me gusta

  5. Helena 27/10/2010 en 13:59

    Enhorabuena por el blog y ánimo para seguir adelante con él.

    Me ha parecido muy buena la entrada. Y muy oportuna, porque lo de los errores de conjugación de los verbos se está convirtiendo últimamente en algo tan frecuente que todo lo que se haga por recordar las normas gramaticales que se deben seguir va a ser una aportación valiosa. Te dejo una propuesta para otra posible entrada: el uso impersonal del verbo “haber”, que cada dos por tres se oye mal utilizado (hasta en los medios de comunicación, donde eso nunca debería pasar).

    Un saludo

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 27/10/2010 en 14:06

      Hola, Helena:

      Muchas gracias por la enhorabuena y por participar en el blog con tu comentario. Los errores de uso y conjugación del verbo «haber» como impersonal los tengo reservados para otra entrada que espero no tardar mucho en publicar. 🙂

      Saludos,
      Isabel

      Me gusta

  6. Pedro 05/11/2010 en 12:49

    No has descubierto América, esto lo sabía yo sin necesidad de leer la gramática. Es tan obvio que resulta patético. Tampoco hacía falta que lo explicases, pues los idiotas ignorantes (que son demasiados) seguirán sin entenderlo.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 05/11/2010 en 13:46

      Hola, Pedro:

      Te agradezco que participes en mi blog, pero más te agradecería que expresases tu opinión con educación. Si lees detenidamente la introducción del artículo y algunos de mis comentarios, verás que yo no creo haber descubierto América; simplemente estoy reflexionando sobre un error que es muy común incluso en gente con formación lingüística, lo cual no los convierte en «idiotas ignorantes». Nunca está de más recordar las normas gramaticales, y como puedes ver en los comentarios, la gente lo agradece. Si tú eres tan listo que nunca tienes dudas y no necesitas consultar la gramática, te felicito, pero no hace falta que hagas gala de lo sobrado que vas y que para ello humilles e insultes a los demás.

      Quiero pensar que, si me has leído, es porque tienes cierto interés en el tema del blog (traducción y lengua española) y crees que puedes aprender algo interesante, y no para dejar constancia de lo listo que eres y lo tontos que son los demás. Te invito a que sigas leyéndome y a que expreses tus puntos de vista, pero siempre con educación. Si mantienes el tono ofensivo en futuros comentarios, no tendré más remedio que censurarlos.

      Un saludo,
      Isabel

      Me gusta

    • JM 05/11/2010 en 14:09

      Pedro, se dice descubrir el Mediterráneo, que el descubrimiento de América sí tuvo su mérito, so listo.

      Buena respuesta, Isabel, y buen trabajo con tu blog,
      José M.ª

      Me gusta

    • Nuria 05/11/2010 en 14:17

      Algunos comentarios no merecerían ni repuesta.
      Deberíamos aplicarles el principio de Mafalda: a palabras electrizadas, oídos desenchufados (en este caso, teclado desactivado).

      Ánimo, Isabel, siempre encontrarás a alguien que se aburre muuuuucho y no tiene nada mejor que hacer que provocar a los demás. No caigas en su trampa.

      Me gusta

      • Isabel García Cutillas 05/11/2010 en 14:21

        ¡Me encanta ese principio! 😀 Gracias a ti también, Nuria, por tu apoyo y por seguirme. Espero y pido que con estas respuestas el tema quede zanjado. Lejos de mi intención está que esto se convierta en un guirigay tipo La noria. 😉

        Saludos,
        Isabel

        Me gusta

  7. Pedro 05/11/2010 en 16:41

    Lo siento, Isabel, pero mi comentario no iba dirigido en tu contra. No pretendía ir de listo ni dejarte en evidencia. Sólo tronaba contra la ignorancia endémica en este país. Me fastidia que haya gente que no vea estas cosas, sólo es eso. Soy algo intolerante, lo sé. Supongo que tendré que remediarlo. Por cierto, yo también soy traductor.

    Pido perdón públicamente. A partir de ahora, moderaré mi lenguaje. Gracias por hacérmelo ver.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 05/11/2010 en 17:03

      Hola, Pedro:

      Disculpado quedas (no todo el mundo tiene las narices de pedir perdón en público). 🙂 Comprendo tu indignación con lo que llamas «ignorancia endémica de este país»; a mí también me revienta leer y oír a diario, sobre todo cuando aparecen en medios de comunicación, errores como este e incluso más gordos. El otro día, sin ir más lejos, vi un reportaje que hicieron en La 1 sobre jóvenes en paro o en situación laboral precaria. Uno de los entrevistados, recién licenciado en periodismo y becario de una agencia de comunicación, soltó esta perla: «**Entre** más veteranos son los compañeros, mejor te tratan». Quizá fue un lapsus linguae por los nervios del momento, pero me quedé perpleja al oírlo decir eso. No obstante, que conste que nadie es perfecto y que todos, hasta los más maniáticos y perfeccionistas del lenguaje, metemos la pata de vez en cuando.

      En fin, pelillos a la mar y bienvenido al blog. 🙂

      Buen finde,
      Isabel

      Me gusta

  8. Pedro 08/11/2010 en 10:09

    ¿Qué tal un artículo para debatir sobre las novedades de la RAE? Estoy seguro de que ya levanta ampollas. 🙂

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: