Picnic traductoril en Guardamar del Segura

El pasado sábado, 21 de mayo del año de Nuestro Señor 2011, nos reunimos en Guardamar del Segura, localidad costera de la provincia de Alicante, un selecto grupo de 12 traductores e intérpretes levantinos, tanto alicantinos como murcianos, con el fin de celebrar una quedada/tertulia traductoril muy peculiar: un picnic primaveral. Por suerte hizo un día estupendo, con un sol espléndido y una temperatura más que agradable. Una vez reunidos en el punto de encuentro, al que milagrosamente conseguimos llegar todos a la primera, nos dispusimos a inspeccionar los alrededores en busca de un lugar donde montar nuestro campamento. A un lado, el parque Alfonso XIII, la pinada en la que en un principio pensábamos colonizar el merendero… hasta que al llegar allí nos enteramos de que este ya no existía. Al otro lado, el parque Reina Sofía, donde gracias a un golpe de suerte encontramos una amplia mesa con bancos donde desplegar nuestro arsenal de viandas. Tras congregarnos alrededor de la susodicha mesa empezamos a sacar de nuestras bolsas, mochilas y neveras, cual bolso de Mary Poppins, todos los manjares que nos disponíamos a degustar: empanada y empanadillas caseras, quiche, pasteles de carne típicamente murcianos, langostinos, banderillas, ensalada de pasta e incluso sushi, entre otras delicias culinarias.

Picnic traductoril: preparando la mesa

Picnic traductoril: preparando la mesa

La comida transcurrió entre distendidas conversaciones sobre los temas más variopintos, desde el movimiento 15M hasta los problemas y las preocupaciones típicos de cualquier traductor.

Comida y tertulia

Comida y tertulia

Una vez concluido el ágape decidimos huir del sol que se filtraba por entre los árboles y trasladar nuestro chiringuito al césped, unos metros más allá, donde hicimos una ronda de presentaciones al más puro estilo networking y seguimos debatiendo temas tan característicos de nuestro sector como las tarifas, los clientes y sus condiciones. En el debate intervinieron con sus graznidos los patos y pavos reales del entorno, que curiosamente se ponían como locos al hablar de tarifas bajas y clientes poco considerados.

Tertulia en el césped

Tertulia en el césped

En cuanto empezamos a notar más de la cuenta la dureza del suelo en nuestras posaderas, levantamos el campamento y nos dirigimos al último objetivo de la jornada: una heladería del paseo marítimo donde saboreamos unos deliciosos helados (¡horchata incluida!).

Al rico helado

Al rico helado

A eso de las 18:00, casi seis horas después de encontrarnos, nos despedimos y pusimos rumbo a casita, no sin antes prometer, por supuesto, que nos volveríamos a encontrar muy pronto. ¡Que así sea!

Traductores levantinos

Traductores levantinos

Encontraréis otra crónica de la quedada en el blog de Paula Varona y Ana Belén Guerrero: http://traduo.com/encuentro-de-traductores-levantinos

Más fotos en: http://www.flickr.com/photos/rosasanz/sets/72157626673578743/

Anuncios

8 pensamientos en “Picnic traductoril en Guardamar del Segura

  1. Ana Belén Guerrero Ballester 27/05/2011 en 18:13

    Gracias, Isa, por tu crónica, me ha encantado rememorar una vez más la jornada. Espero que la próxima sea pronto. Un abrazo. Ana

    Me gusta

  2. Pablo Muñoz Sánchez 28/05/2011 en 11:10

    ¡Hey! Yo conozco al chico de la perilla, se llamada David y coincidimos en Nintendo. 🙂

    ¡Gracias por la crónica, ya veo que lo pasasteis bien! 🙂

    Me gusta

  3. Ramón Ruiz 02/06/2011 en 13:48

    Sí estuvo bien, sí. Yo por lo que me quito el sombrero es por las dotes culinarias de las que hicisteis gala.

    Qué arte y qué agasajo.

    ¡Muchas gracias a todos!

    Me gusta

  4. Daniel González 06/06/2011 en 17:33

    Hola, Isabel. Parece que os lo pasasteis estupendamente. Yo la verdad es que estoy deseoso de participar en una tertulia de traductores y salir del anonimato de la oficina de una vez por todas. Sin embargo, vivo actualmente en Bogotá, lo que hace complicado asistir a los eventos que veo a menudo anunciados en foros y listas de distribución. En fin, espero desquitarme en unos meses, cuando regrese definitivamente a España. Qué envidia leer esta entrada. Pero envidia de la buena.

    Saludos

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 06/06/2011 en 19:23

      Hola, Daniel:

      En efecto, nos lo pasamos muy bien. Por eso animo a todo el mundo a que participe activamente en iniciativas como esta. Debo confesar que al principio me costó decidirme a acudir a uno de esos encuentros (en concreto, la asamblea general de 2009 de Asetrad, que fue mi «presentación en sociedad»), pero me pareció una experiencia tan gratificante y agradable que desde entonces no he dudado en repetir. Así que, Daniel, en cuanto puedas, ¡apúntate! 🙂

      Un saludo al otro lado del charco,
      Isabel

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: