Violencia… ¿de qué género?

Hoy están poniendo a caldo a la nueva ministra de Sanidad, Ana Mato, por haber empleado el término violencia en el entorno familiar para referirse al asesinato de una mujer a manos de su marido, lo que legalmente se denomina violencia de género. Al margen de que ambos términos puedan tener implicaciones distintas en el ámbito jurídico, no puedo resistirme a comentar que por mucho que el término empleado en la legislación sea violencia de género, tal vocablo no tiene ningún sentido desde el punto de vista lingüístico. Y es que las personas no tenemos género, sino sexo, por lo que no puede calificarse de violencia de género la ejercida por un hombre contra una mujer o viceversa. En todo caso, sería violencia de sexo o violencia sexual. A este respecto me gustaría recordar lo que recomienda la Fundéu:

violencia de género

Utilícese esta denominación solamente al mencionar la «Ley contra la violencia de género».

En el resto de los casos dígase violencia doméstica o violencia machista.

Anuncios

16 pensamientos en “Violencia… ¿de qué género?

  1. David J. del Moral 27/12/2011 en 21:03

    Muy de acuerdo con el tema (o más bien con su relevancia), y hace poco hablé con una amiga de la diferencia entre género y sexo y de su uso confuso. Voy a pasárselo ahora mismo.

    Un saludo!

    Me gusta

  2. LeticiaTraduce 28/12/2011 en 01:16

    Completamente de acuerdo, Isabel. Hoy, viendo las noticias, he tenido la misma reacción/ pensamiento que tú.

    ¡Enhorabuena otra vez por tu blog!

    Me gusta

  3. Eva María Martínez 28/12/2011 en 09:07

    Estoy más que de acuerdo contigo, Isabel. Es más, el tema del término “violencia de género” lo tratamos en clase en alguna ocasión cuando estaba en la universidad y, si no me equivoco, viene por calco del inglés “gender violence”, que deriva ni más ni menos que de la corrección política en los medios de comunicación por no decir “sex violence”.

    ¡Saludos y gracias por esta pildorita de sentido común!

    P.D.: yo ya dediqué hace algún tiempo una entrada a mi blog no a este tema concreto, sino al tema del lenguaje sexista, que es otra denominación que me parece absurda desde el punto de vista lingüístico, pero eso es otro cantar : ).

    Me gusta

  4. Eva María Martínez 28/12/2011 en 09:13

    Que por cierto, la Fundéu resbala un poco en su definición, ya que también existe violencia de mujeres hacia hombres. Hay muchos menos casos, cierto, pero existe y no se denuncia porque queda muy ridículo (los cánones de la sociedad son los que son). Por lo tanto, me quedo con el término “violencia doméstica”, que lo engloba todo y es más neutro.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 28/12/2011 en 10:18

      Tienes razón, Eva. Si existe violencia machista (la ejercida por un hombre contra una mujer), también debería existir la violencia feminista (la ejercida por una mujer contra un hombre). Yo también prefiero, siempre que no estemos usando un lenguaje legal, el término violencia doméstica, que tampoco dista tanto del vocablo violencia en el entorno familiar.

      Me gusta

      • Nathalie 28/12/2011 en 13:23

        Hola Isabel y muchas gracias por estas especificaciones… que nunca está de más recordar.

        Yo en la facultad sí tuve un profesor que nos repetía que lo de violencia de género era un calco como una casa pero que así se había acuñado, por más que no tuviera sentido desde el punto de vista lingüístico. Personalmente prefiero utilizar el término violencia doméstica, que engloba mejor todo tipo de violencia en el seno familiar (de hombre a mujer, de mujer a hombre, incluso de los padres a los hijos, y a la inversa). Sin embargo, una precisión: lo equivalente a violencia machista no sería violencia feminista, sino violencia hembrista. Suena muy extraño, lo sé, pero lo sé de buena tinta ya que me tocó traducir un artículo precisamente de este tema y tuve que investigar sobre todas estas denominaciones…

        Saludos 😉

        Me gusta

  5. Agnes 28/12/2011 en 10:02

    estupenda reflexión

    Me gusta

  6. Xavier Kortabitarte 28/12/2011 en 20:08

    Como traductor novel yo también estoy de acuerdo con el artículo. De hecho, me acuerdo de algunos artículos de Arturo Pérez-Reverte en su sección “Patente de Corso” donde trataba este asunto, de cómo la Real Academia informó al entonces gobierno del PSOE para que cambiara la denominación, cosa que hicieron hasta que como bien explica el propio Reverte, sólo fue necesario que un par de feministas se quejaran de que sonaba machista para que el Gobierno diera marcha atrás. Si os interesa, el primer artículo en el que trata esto se llama “Al final, género”, no tiene desperdicio.

    Un saludo

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 29/12/2011 en 07:57

      Gracias por citar el artículo, Xavier. No lo conocía, y me interesa mucho.

      Un saludo,
      Isabel

      Me gusta

  7. Rai Rizo 28/12/2011 en 22:18

    Necesaria puntualización, Isabel. Y también muy buena la de Nathalie. Ya chirría mucho esta expresión en boca de políticos y medios de comunicación.
    ¡Enhorabuena por darle visibilidad!

    Me gusta

  8. Pablo Bouvier 28/12/2011 en 22:52

    Totalmente de acuerdo con tu reflexión, isabel. Habría que informar a ciertos periodistas y lechuginos de que «violencia de género» es un calco que no viene a cuento en el idioma de Cervantes (y de unos cuantos millones de hispanoparlantes más).

    Sin ánimo de entrar en disquisiciones políticas sempitermas de tres al cuarto, creo que la definición dada por Ana Mato no es tan descabellada. Dentro de lo que es la violencia doméstica, no sólo existe la violencia entre cónyuges, sino también la de los hijos para con los padres, la de los padres para con los hijos, la de los yernos para con las suegras y a la inversa, et caetera.

    Me gusta

  9. Juan R. 30/12/2011 en 17:06

    Yo estaba por sugerir que “violencia de sexos” bien podría incluir la violencia de ambos sexos contra el otro, o contra el mismo (los homosexuales también matan, a veces). Pero si nos ponemos así, sería todos contra todos. Lo que lleva a que lo que de verdad es común en este tipo de violencia y diferente de otros delitos de personas contra personas es el ámbito. Por lo tanto yo también creo que “violencia doméstica” parece la mejor solución.

    Übrigens – toller Blog!

    Me gusta

  10. Isabel García Cutillas 30/12/2011 en 17:11

    Gracias por todos vuestros enriquecedores comentarios. ¡Sin ellos, este blog no sería lo mismo! 🙂

    Buen fin de año y mejor 2012,
    Isabel

    Me gusta

  11. Monika Miofsky 08/01/2012 en 16:55

    Feliz 2012 y gracias de nuevo, Isabel, por tu blog, me encanta leerte. Hoy sin embargo, no puedo resistirme a hacer de aguafiestas (con todo el cariño), romper el consenso de los comentarios anteriores y expresar mi total desacuerdo frente a esta asimilación sinonímica entre violencia doméstica y violencia machista, para mí son dos conceptos claramente distintos, el tema del no muy afortunado calco “violencia de género” es un tema lingüístico, el de la distinción entre v. doméstica y v. machista en mi opinión no lo es y no me gusta que me lo quieran vender como tal: La violencia doméstica es un concepto cajón de sastre que describe todo tipo de comportamientos desagradables y delictivos en el desarrollo de las relaciones entre los distintos miembros de una familia, y aunque suelen encerrar también problemáticas sociales, son esencialmente individuales, o al menos de orden muy diverso. La violencia machista, en cambio, es un tipo de violencia estructural específica que hunde sus raíces muy profundamente en mentalidades y roles sociales donde, simplificando mucho para no enrollarme más, el agresor, por el simple hecho de ser varón, se siente con derecho a ejercer la violencia para exigir a la mujer, por el simple hecho de serlo, el cumplimiento de sus demandas o expectativas, o para castigar el incumplimiento de éstas. Por último, para ponerlo un poco más de relieve, apuntar que el maltrato infantil, a pesar de desarrollarse también en el entorno familiar, no se engloba en el concepto de la violencia doméstica, porque es una forma de violencia muy específica; y allí parece que todos estamos de acuerdo.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 09/01/2012 en 07:44

      Hola, Monica:

      Gracias por tan detallada explicación de la diferencia entre violencia doméstica y violencia machista. De todas formas, creo que aquí nadie ha dicho que ambos términos sean sinónimos; la Fundéu recomienda que se utilicen en lugar de violencia de género, pero no indica expresamente que sean sinónimos completos. Ahora que lo pienso, en realidad tendríamos que decir siempre violencia doméstica para no equivocarnos, puesto que si un hombre mata a su mujer, no cabe duda de que se trata de violencia ejercida en el ámbito familiar o del hogar, pero no sabemos a ciencia cierta si se trata de un caso de machismo (puede haber otras razones por las que la haya matado).

      Muy feliz 2012, y espero que me sigas leyendo. 🙂
      Isabel

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: