Encuesta: ¿cuánto tiempo podrías vivir sin las redes sociales?

Esta vez no voy a utilizar el blog para soltaros una perorata sobre algún tema de interés sobre la profesión, sino que os voy a lanzar una pregunta que me intriga sobremanera:

Si el correo electrónico, los blogs, las redes sociales, etc. carecieran de importancia en vuestro trabajo, ¿cuánto tiempo podríais estar sin consultar el correo, leer blogs o participar en redes sociales? ¿Un día, una semana, un mes?

¡Participad con vuestros comentarios!

Anuncios

21 pensamientos en “Encuesta: ¿cuánto tiempo podrías vivir sin las redes sociales?

  1. ahora escribo yo porque me toca 17/04/2012 en 18:00

    Hola:

    Si carecieran de importancia para mí trabajo, como dices en tu premisa, quizás hasta dos semanas, viviendo en el extranjero las redes sociales, correco electrónico, etc. son el modo más simple para no perder el contacto con los amigos y con la familia. Pero como son fundamentales, realmente me cuesta ignorar dichos medios, incluso cuando es fin de semana… Creeo que nos estamos volviendo adictos. Cuando me doy cuenta de esta adicción trato de ponerme un freno. No es imposible.

    Aprovecho este comentario para decirte que te leo con mucho interés y admiro tu pragmatismo ante la profesión.

    Un abrazo
    Gabi

    Me gusta

  2. David Diéguez 17/04/2012 en 18:05

    Las redes sociales no me suponen mucha adición, pero todo el universo Google —Greader y Android sobre todo— sí. De todas formas, si la compañía es buena y estoy entretenido la adicción no existe: comprobado en viajes viaje ;).

    Me gusta

  3. Andrea 17/04/2012 en 18:08

    Las redes sociales y los blogs no son necesarios para mi trabajo actual, solo el correo electrónico es realmente importante. Aún así, los consulto diariamente, unas tres o cuatro veces.

    No sé a ciencia cierta cuanto tiempo podría estar sin consultar Facebook, Twitter o Google Reader, pero hasta la fecha el máximo ha sido una semana, porque estaba de vacaciones y no tenía forma de conectarme a Internet. La verdad es que los dos primeros días lo pasé un poco mal, pero después del mal trago inicial ni siquiera lo eché de menos 🙂

    Me gusta

  4. Pablo Bouvier 17/04/2012 en 18:17

    Hola, Isabel: en contra de lo que opina todo el mundo, creo que las redes sociales dejan cada vez más que desear (el diseño actual de FB y de Tweetdesk son lamentables) y que, como todo, en este mundo de superficialidad extrema, son una moda pasajera, que está actualmente en su punto álgido.

    Lo cual quiere decir que, si mi suposición es cierta, no tardarán mucho en iniciar el declive… Pero, eso no quiere decir que no haya que aprovechar la oportunidad de socialización y visibilidad que nos ofrecen ahora.

    Me gusta

  5. Bárbara 17/04/2012 en 18:39

    Hola, Isabel:

    Sinceramente, si no necesitara las redes tanto por estudio como por trabajo, no las usaría. Como comenta Pablo Bouvier, creo que son una moda pasajera que al principio llaman la atención por el hecho de poder socializar desde cualquier sitio con conexión a internet… En mi caso, suelo echar de menos las carcajadas sustituidas por «ja, ja» virtuales.

    Así pues, mas que un día, una semana o un mes, podría aguantar sin ellas toda la vida.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  6. Luisa Calatayud Bonilla 17/04/2012 en 19:23

    Si no formasen parte de mi trabajo… Pues lo echaría de menos. No soy la más adicta del mundo, pero me gustan las redes sociales. La verdad es que he estado 6 días de vacaciones en el extranjero y lo único que he mirado ha sido el correo una o dos veces al día por temas de trabajo y no lo he echado en falta. Pero, claro, estaba de vacaciones, pasándomelo en grande.

    Independientemente de que pueda usarlas para trabajar o no, me sirven para hacerme el día más llevadero cuando sé que voy a estar todo el rato delante de la pantalla. De modo que, en días de trabajo me resultaría complicado prescindir de las redes sociales, esas “amigas” que, por suerte o por desgracia, tanta compañía me hacen. 🙂

    Me gusta

  7. Beatriz Zuazo 17/04/2012 en 20:01

    Cuando no formaban parte de mi trabajo apenas usaba las redes sociales. Usaba Facebook de cuando en cuando, a modo de correo. Y el correo electrónico lo usaba un poco más, aunque podía pasar días sin leerlo. Ahora es casi imposible.

    Me gusta

  8. traduccionespalacios 17/04/2012 en 20:25

    Yo creo que podría estar meses. La verdad es que el correo lo uso simplemente por trabajo y soy un poco anti twitter, así que con una o dos veces al mes que diera un vistazo a mi facebook sería más que feliz y tendría mucho tiempo para dedicarme a uno de mis grandes hobbies, la jardinería 😀

    Me gusta

  9. Ignacio Alonso 17/04/2012 en 22:41

    Veamos. ¿Lo deseable o lo realista? Este verano me impuse (no me gusta el redundante “me autoimpuse”) una pequeña cura tecnológica. Bajaba a la playa sin el móvil y creo que no leí ningún correo profesional. El año pasado coloqué en mi correo un aviso casi amenazante para quien osara importar mi vacación. Resultado: más o menos consigo la cura. Fue necesario un período de adaptación, esfuerzo, concienciación. Subir muy deprisa los muchos metros de profiundidad en los que me encuentro sin la oportuna descompresión no es recomendable y puede producir ansiedad sobreañadida a la que habitualmente me acompaña. Poco a poco.

    Respuesta a Isabel: sin ellas hoy podría vivir (los primeros años de mi vida no se me dio mal). Ahora bien, ¿quiero? Es curioso pero no las veo solo como red de contactos, también como fuente de información, posibilidad de reflexión, intercambio de opiniones. No sé cómo evolucionarán (¿quién lo sabe?) pero estoy más en la línea de los que piensan que tenderán (tienden) a hacernos cambiar nuestra forma de pensar y no solo de relacionarnos. Enemistarse con ellas es batalla perdida, en mi opinión. No tenemos por qué suscribirnos a todas pero sí conocerlas e intentar sacar de cada una lo mejor en función también de lo que ofrecen. No es igual Facebook que twitter, que Linkedin y cada una ofrece cosas diferentes. Queda dicho.

    Me gusta

  10. Alicia Dakota 17/04/2012 en 23:52

    Supongo que al principio me volvería un poco loca sin mirarlo, es la costumbre. Estoy enganchada al correo… cada día me llegan siete, ocho, tal vez diez actualizaciones de blogs a los que estoy suscrita. Sin hablar de las listas de correo. Luego está el facebook… En fin, son mi día a día. Pero reconozco que me encantaría. Una de las cosas que adoro de irme de vacaciones es desconectar… DESCONECTAR; nunca mejor dicho. Ni miro correo, ni facebook, ni nada de nada. Cero internet.
    Luego, cuando regreso de las vacaciones y veo todo acumulado… se me viene el mundo abajo jaja.

    Un saludo Isabel.

    Me gusta

  11. Dolly 18/04/2012 en 00:32

    Hola Isabel,

    yo me podría estar un mes… y más 🙂 Creo que las redes sociales están sobrevaloradas y aunque yo las sigo bastante también pienso que no pasaría nada si no estuvieran ahí. Un poco menos de ruido quizás 😉 Si la humanidad ha llegado hasta nuestros días sin ninguno de todos estos “chismes” ¿qué mejor prueba de qué hay vida sin las redes sociales? 🙂

    Yo crecí en una época en la que aún no había ni Internet, así que supongo que para mí también es más fácil que para gente de generaciones posteriores a la mía. Hay gente un poco adicta (y un poco enferma también) 😉
    Yo les recomendaría irse un mes a la isla de El Hierro sin móvil ni nada de nada de todas esas cosas. Para mí sería un sueño pero seguro que más de uno tendría síndrome de abstinencia 😉

    Enhorabuena por tu blog. Hace tiempo que te sigo, pero hasta hoy creo que no había intervenido antes. Un saludo de otra traductora de alemán,
    DOLLY

    Me gusta

  12. Isabel García Cutillas 18/04/2012 en 08:11

    En primer lugar, muchas gracias a todos por leerme y por participar en el debate. Veo que, en líneas generales, existe cierta dependencia de las redes sociales e internet, o, cuando menos, cierta dificultad para desconectar y pasar sin ellas unos días. En mi caso, cuando estoy de vacaciones (que suele significar también irme de viaje), puedo estar perfectamente una semana, dos o tres no solo sin mirar el correo, Facebook o Twitter, sino sin ni siquiera acordarme de que existen. El año pasado, incluso, estuve dos semanas en Japón y allí no me funcionaba el móvil, por lo que la incomunicación con el mundo exterior y la desaparición del mapa fueron casi totales. Y yo, tan feliz, si bien es verdad que, como dice Luisa, estaba de vacaciones, pasándomelo en grande. Pero incluso cuando estoy en casa en mis ratos de ocio no siento una especial necesidad de pasarme por el mundo virtual, y si lo hago suele ser más por aburrimiento, para matar el tiempo, que por necesidad de ver lo que está pasando en las redes sociales.

    Dicho lo cual, si no necesitase ni el correo, ni las redes sociales, ni los blogs para trabajar, creo que casi no los usaría. De hecho, tardé bastante en abrirme una cuenta en Facebook, al igual que en Twitter, así que no me costaría esfuerzo prescindir de ellas. Al igual que Pablo y Barbara, opino que tarde o temprano llegará el ocaso de las redes sociales (al menos las que hoy conocemos y tal como las conocemos) y serán reemplazadas por otras formas de comunicación, como ya ha sucedido con otras herramientas virtuales que han caído casi en desuso, como el messenger o los chats. No obstante, coincido con Ignacio en que, mientras estén ahí, ¿por qué no sacar lo mejor de las redes sociales?

    Un saludo,
    Isabel

    Me gusta

  13. Carmen Fernández (@cfgauchi) 18/04/2012 en 09:11

    Hola Isabel:

    Yo creo que, si no las necesitáramos para trabajar, todos podríamos vivir sin redes sociales, al menos prescindir de ellas como medio de información. La pregunta es ¿queremos vivir sin ellas?

    En mi caso, olvidándonos de las necesidades informativas, aquellos con quieres me comunico en las redes son gente que he conocido antes personalmente y que ya puedo considerar amigos. Por mi vida algo “nómada”, los tengo repartidos por muchas ciudades, y me encanta encontrármelos y casi poder tomarme un té con ellos en facebook. Si no fuera por las redes no habría visto al bebé de mi amiga Elsa, de Zaragoza. Ni sabría que mi amiga Lena, de Múnich, por fin entregó el trabajo de fin de carrera, y además la ascendieron en el trabajo. Ni le habría visto la cara a la chica tan maja con quien se casa mi amigo Jose, de La Coruña, a cuya boda acudiré este mes.

    Por todo esto diría que podría vivir mucho tiempo sin facebook o sin twitter (de hecho hay temporadas en que me olvido de ellos), pero pasaría de vez en cuando a saludar a mis amigos.

    Saludos!

    ^_^ Carmina.

    Me gusta

  14. TranslatorErik 18/04/2012 en 09:24

    Opino que el correo y leer webs que menciona la consulta no tiene nada que ver con las dichosas redes sociales, basadas en intereses crematísticos, no lo olvidemos. Ah, por cierto, las ‘redes’ ya existían desde el paleolítico internautense: Usenet. : )

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 18/04/2012 en 09:29

      Claro que no tienen nada que ver. Mi pregunta era simplemente cuánto tiempo podríais estar sin usar las herramientas virtuales de comunicación e información (correo, blogs, redes sociales…) que solemos emplear en nuestro trabajo en caso de que no fueran relevantes para trabajar. En ningún momento pretendía dar a entender que fueran lo mismo.

      Me gusta

  15. Buena pregunta, Isabel. Las redes sociales me hacen compañía durante mis horas laborales de soledad, pero cuando hay buena compañía y un par de cañas, pasan inmediatamente a segundo plano. En ningún caso me planteo leer todo lo que llega ni al FB ni mucho menos al Twitter…El correo electrónico es otra cosa…ahí sí que tengo más dependencia por motivos laborales, así que he tenido que filtrar al máximo lo que recibo en la Blackberry y deshabilitar los ruiditos de aviso y la famosa “luz roja” para que no se convierta en un sinvivir.

    Me gusta

  16. Nieves Gamonal (@surrealitybytes) 18/04/2012 en 10:50

    ¡Hola, Isabel!

    Creo que es una pregunta difícil de responder, porque es muy relativa. Efectivamente, si te vas de vacaciones o un día a la playa no sientes (creo yo) ninguna necesidad de pasarte por las redes a ver qué se cuece, simplemente porque estás a otra cosa muy distinta. Igual que si estás enfrascado en un libro interesantísimo o en medio de un juego que no te deja ni soltar el mando no sientes el impulso de ir a hacerte un bizcocho. Al menos a mí no me surge esa inquietud, y mira que me gustan las redes sociales. Llevo escribiendo blogs y usando internet para informarme y relacionarme desde que era un mico y creo que “desintoxicarse” no es un problema, o no debería serlo, si uno tiene algo mejor que hacer. Lo que me hace gracia es esa gente que se pasa todo el puñetero día haciendo una sola cosa (por ejemplo, viendo la tele, haciendo macramé o corriendo por el campo) y que luego te dice que “te pasas la vida en el ordenador”. Creo que el problema es “pasarse la vida en”, no lo que vaya después.

    También es generacional, sin duda, y esto de relacionarse virtualmente no me parece tan insano como a veces se pinta, a menos que llegue a puntos extremos como la típica situación de una cena de amigos en la que todo el mundo saca el móvil y tú piensas “¿para qué hemos quedado?”, cosa que a mí de momento no me ha sucedido nunca con gente de mi edad, sino con otra de generaciones más avanzadas. Curioso cuanto menos… De hecho, algunas de las relaciones más importantes y relevantes que he tenido en mi vida han surgido en internet (sin ir más lejos, la que tengo con mi pareja desde hace 7 años), así que este tema me interesa bastante.

    Hay una cierta tendencia a demonizar a las redes sociales en sí, o al propio internet, en vez de al uso que se hace de ellas. Me parece que es como todo en esta vida: si no tienes una medida lógica y razonable de cómo funcionan las cosas, las vas a usar mal. Para mí las redes sociales son una forma esencial de estar en contacto con el mundo y de enterarme de noticias que en la televisión no vería ni en pintura: ¿por qué? Porque tengo muy controlado y filtrado el contenido que me interesa.

    Algunos dicen que el contacto por internet no puede sustituir al contacto humano, y yo estoy totalmente de acuerdo. Lo que sí que puede sustituir es la ausencia de él. Me parece maravilloso poder estar al tanto de la vida de mis hermanos y mis padres, que están lejos de mí. Es algo que no podría hacer con tanto detalle sin estas redes. Estoy segura de que el formato o las plataformas serán algo pasajero, pero el estar en contacto con otros seres humanos es algo que de ninguna forma puede ser una moda pasajera. Igual que llevamos siglos escribiendo, ya sea picando en piedra, en pergaminos, en papel reciclado o en un blog. Por poder, hay muchas cosas sin las que podemos vivir. Eso no las convierte en algo malo necesariamente, como leo muy a menudo 🙂

    ¡Un saludo!

    Nieves

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 18/04/2012 en 17:54

      Me ha gustado mucho tu comentario, Nieves, y lo comparto al 100 %.

      A los demás, ¡gracias también por vuestras opiniones!

      Me gusta

  17. Pablo Bouvier 18/04/2012 en 11:46

    ¿Quien se acuerda hoy de los buscadores, no especializados, ajenos a Google…?

    Si bien es cierto que actualmente es razonable utilizar y aprovechar adecuadamente las redes sociales, el caudal de información irrelevante en las mismas es también enorme. A un servidor, sinceramente, le importa un comino lo que ha comido un traductor «bling, bling» [ http://leonhunter.com/blog/?p=1610 ] o si se ha ido de viaje a «Las Chimbambas».

    No somos capaces (o, al menos, un servidor no es capaz) de «digerir» todo esto, sin tener una «indigestión cerebelar». Para un servidor, la evolución lógica de las redes sociales pasa por la integración de las mismas en una o, a lo sumo dos redes, que ofrezcan más y mejores servicios, o bien en especializarse muy a fondo en un solo sector.

    Me gusta

  18. bbecares 22/05/2012 en 13:33

    Vivo viajando pero adoro a mi familia y amigos. Sin redes sociales son los que comunicarme con ellos casi a diario, como hago ahora, no podría viajar!!!

    Me gusta

  19. carmen pascual 22/02/2013 en 01:43

    podria estar el resto de mi vida sin redes sociales, como lo he vivido hasta hace unos años. seguro que hay sistemas de estar en contacto con lo que uno quiere. Y ni me acuerdo de Facebook o Twitter durante las vacaciones, me es suficiente con un tfno para estar en contacto con los mios.

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: