Perlitas periodísticas (5), o cómo lucirse en trece líneas

Ser traductora tiene un inconveniente: por más que lo intentes, nunca puedes desactivar el modo traductora-lingüista-correctora. Tu ojo analítico siempre está listo para cazar y corregir erratas hasta en momentos de asueto y esparcimiento. Así que aquí me tenéis, escribiendo una entrada de blog en domingo para comentar en pleno arranque de inspiración esta maravilla de la literatura periodística firmada por Europa Press, presumiblemente por el encargado de los cafés o similar, a tenor del texticidio perpetrado. ¡Y solo le han hecho falta trece líneas!

Noticia Europa Press

Esas comillas simples de la primera línea ya son de lo más prometedoras, al igual que el toque vanguardista de escribir 1-1-2 en vez de 112. Pero, vale, aceptamos barco. Lo realmente interesante empieza en el segundo párrafo, que comienza con un glorioso De este modo que no hay por donde pillarlo, pues en ese contexto no tiene sentido alguno por más que se mire del derecho y del revés. Si dicha locución indica consecuencia y resultado, ¿quiere decir que el suceso ocurrió en el restaurante debido a que se había recibido una llamada de emergencia en el 112? ¿El autor de la llamada había sido capaz de adelantarse a lo que iba a suceder en el restaurante, a lo Minority Report? Inquietante.

Pero prosigamos con nuestro análisis del segundo párrafo. El encargado de los cafés que ha redactado el artículo parece no saber que los nombres de las vías públicas se escriben con minúscula inicial en el sustantivo genérico (calle, avenida, bulevar, etc.). Pero, venga, como hoy estoy de buen talante, no me ensañaré mucho con ese nimio detalle; al fin y al cabo, el tema de las mayúsculas es un pelín delicado y siempre hay opiniones para todos los gustos. Además, el apogeo, el clímax, el cenit de esta verbena ortográfica viene poco después, con ese inconmensurable ha empezado ha encontrarse mal. Querido redactor, you’ve made my day.

Y la cosa no decae en el tercer párrafo, que invita a una reflexión profunda: ¿puede una ambulancia personarse en (y no a) un lugar teniendo en cuenta que no es una persona? Sí, es que personarse viene de persona, fíjate tú qué cosas. Lo que está claro es que ese debe de ser el verbo fetiche del redactor, ya que lo vuelve a emplear en el último párrafo. Lo entiendo: es un verbo la mar de molón que te hace parecer hasta culto. ¿Para qué usar algún sinónimo? Repetirse en apenas cinco líneas es cool. Y no paséis por alto el tiempo verbal: personan, un soberbio presente de indicativo en absoluta incoherencia con el pretérito perfecto compuesto utilizado en el resto del texto. Di que sí, querido redactor: innovación al poder. Por cierto, ¿qué has hecho con el artículo determinado que debería aparecer antes de Policía Nacional? ¿Lo tienes secuestrado? Bueno, te lo perdono, porque gracias a ti, mi blog ya tiene una entrada más.

Anuncios

8 pensamientos en “Perlitas periodísticas (5), o cómo lucirse en trece líneas

  1. Alberto 09/12/2012 en 14:06

    ¡Buenísimo, Isa! La realidad siempre supera a la ficción, y luego prentenden que la gente escriba bien… Ayyyyyy…

    Sobre esos gloriosos «al», lo único que se me ocurre es que sean un calco del catalán (al lloc es van personar…), porque si no, no hay por dónde cogerlo…

    Gracias por la entrada, como siempre. ¡Un beso y buen domingo! 😉

    Me gusta

  2. D. J. Inmoral 09/12/2012 en 16:45

    Aunque los tres párrafos son una mina de hilaridad, el “ha empezado ha” y el uso (en todos los sentidos) de “personarse” me han parecido sencillamente sublimes.

    El artículo me ha amenizado un poco la tarde de estudio, por suerte.

    ¡Un saludo! 🙂

    Me gusta

  3. Pablo Bouvier 09/12/2012 en 19:39

    Hola, Isabel: con «el concordancio» también se luce, porque, independientemente de que se personen, presenten o acudan, o lo que se le ocurra al autor, si acudieron «dos ambulancios» sería «se han» y no «se ha», digo yo. O igual es que ha preferido utilizar la forma impersonal del verbo «hallan».¿O era del verbo «hader»? Dios mío… ¡qué dilema!

    Por si te apetece seguir ejerciendo en modo traductora-lingüista-correctora y echarte unas risas, como se suele maldecir hoy, aquí te dejo el enlace a otro «poderoso artículo» (sobre el que nos llamó la atención @Letilubelquis vía «El piador») y que no tiene desperdicio: http://bit.ly/10yt5Tn

    Un servidor aún no tiene muy claro, si la heladera asesinó al novio del marido o qué. Hala…¡a «calentarsen» las «circunvalaciones cerebrales»! 🙂

    Me gusta

  4. Juan José Arevalillo Doval 10/12/2012 en 10:37

    Muy buen artículo cazado, Isabel. No me dejas otra opción que guardármelo —con tu permiso— para mis clases… 🙂 El periodismo actual da mucho juego para estas cosas, la verdad.

    Me gusta

  5. Juan José Arevalillo 13/12/2012 en 20:58

    He utilizado hoy este texto, en tu honor, en mis clases, y cuando lo preparaba anoche, descubrí más barbaridades:

    – […] una llamada […] solicitando: el famoso gerundio del BOE, con orígenes en galicismos/anglicismos que confunden por su misma forma en gerundio con el participio presente (ese gran olvidado en español, pero existente —por ejemplo—), equivalente a una oración de relativo especificativa (o explicativa según el caso). Es típico también de la prensa, como puede verse. No parecen recordar que para que un gerundio sea tal debe en primer lugar referirse al verbo principal y luego ser una acción simultanea. Con que no cumpla una concidión, no lo es. Pues ahí esta un buen ejemplo.

    – efectivos: es una palabra incontable en español. No se puede decir “dos efectivos”, ya que expresa el conjunto de un cuerpo militar o de otro tipo, no los individuos. Incluso puede incluir los enseres e impedimenta de un ejército además de los propios soldados. Pero claro decir “policías” o “agentes”, no es tan esnob, ni tan incorrecto…

    Pues eso… Anda que no esta dando juego la cosa…

    Me gusta

  6. Isabel García Cutillas 14/12/2012 en 07:52

    ¿Y qué les ha parecido el texto a tus alumnos, Juanjo? 🙂 (Por supuesto, tienes permiso para guardártelo y utilizarlo cuantas veces quieras.)

    En efecto, el artículo da para mucho más aparte de lo que yo he comentado. Y me estoy pensando la posibilidad de enviarle el análisis a EuropaPress, a ver si escarmientan un poco.

    ¡Buen viernes!

    Me gusta

  7. Juan José Arevalillo Doval 14/12/2012 en 10:28

    Gracias. No espero que vean todos los errores, pero sí el 80 % más o menos. Veremos… El texto está muy repartido por la prensa nacional, porque en realidad es un despacho de Europa Press, que los periódicos se han limitado a reproducir sin una mínima corrección, conque…

    Puede que fuera algún becario inexperto… Puedo decirte que EP buscaba a becarios traductores en mi universidad, y los informes que daban de sus prácticas solían ser de todo menos ejemplares, por decirlo de algún modo. Tanto fue así, que, como orientador profesional de TeI, recomendé al servicio que buscaba las prácticas “congelarlas” hasta que vinieran tiempos mejores, y me hicieron caso —lo suelen hacer siempre—. No fue solo este caso, sino que se vetó a alguna empresa más, del sector y de fuera de él, hasta que se aclararon las condiciones: prácticas remuneradas, relacionadas directa o indirectamente con la traducción, etc.

    Me gusta

  8. […] de este post: http://eltraductorenlasombra.com Muchas gracias […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: