Recomendaciones básicas para escribir un mensaje público

No creo que os pille por sorpresa si os digo que las redes sociales, los foros, las listas de distribución, los blogs, etc. son herramientas indispensables para tener una presencia visible en internet, darnos a conocer, promocionar nuestros servicios, buscar clientes y hacer contactos. En resumen, para demostrar lo mucho que valemos como profesionales. Por ello, a la hora de publicar un mensaje en cualquiera de esos medios, debemos proyectar una imagen de profesionalidad en todo momento y esmerarnos en su redacción, aunque estemos hablando entre colegas. No hay que olvidar que, después de todo, no estamos en un corrillo de amigos tomando unas cañas y de cachondeo, sino que esos mensajes serán más o menos públicos y podrá leerlos (casi) cualquier persona. Además, los compañeros de profesión pueden convertirse en valiosos contactos que nos proporcionen trabajo o clientes. Así pues, ¿qué debemos tener en cuenta a la hora de redactar un mensaje cuya visibilidad será pública?

  • En primer lugar, algo fundamental: respetar escrupulosamente las reglas gramaticales, ortográficas, de puntuación, etc. Las mayúsculas están para algo; las comas tienen su función; el punto y coma existe por algún motivo; en español también se ponen signos de interrogación y exclamación al principio de la frase, aunque muchos parecen haberlo olvidado. En fin, son perogrulladas, pero, sorprendentemente, muchos traductores pasan por alto esas normas básicas de redacción. Por supuesto, huelga decir que conviene abstenerse de escribir como si estuviésemos hablando por chat con un amigo o enviando un SMS. Después de todo, ¿quién se creerá que somos buenos traductores si escribimos mensajes como un niño de colegio? Ah, y muy importante también: no escribáis mensajes íntegramente en mayúsculas, porque equivale a gritar.
  • Aunque estemos hablando con colegas de profesión, me parece recomendable no utilizar un lenguaje excesivamente coloquial, pero sin resultar tampoco pedante o frío.
  • No abusar de los emoticonos. Estas secuencias de caracteres que expresan emociones pueden resultar útiles en muchos casos (por ejemplo, para aliviar la tensión de un mensaje que puede sonar demasiado borde o indicar claramente que nuestro discurso es irónico o que estamos bromeando, algo difícil de identificar en los mensajes escritos). Pero si inundamos el texto de «caritas», lo único que lograremos será entorpecer la lectura.
  • Identificarse siempre. No olvidéis firmar los mensajes con vuestro nombre y apellidos; si se trata de un correo electrónico, incluid una firma profesional (a este respecto os recomiendo que leáis este artículo de Pablo Muñoz). Es molesto leer un mensaje y no saber quién lo ha escrito. Además, en el ámbito profesional, ¿de qué nos sirve estar presentes en internet y participar en foros si nadie sabe quiénes somos? No olvidéis que a través de las redes sociales, los blogs, etc. también se pueden conseguir clientes y que es una forma de crearnos una buena imagen profesional y ganarnos el respeto de los compañeros.
  • Evitar ir de listos o dárselas de autoridad en un tema, sobre todo si no lo conocemos a fondo, porque el riesgo de resultar repelente o de quedar en evidencia es muy alto. Un poquito de humildad nunca viene mal.
  • Ceñirse a los temas de los que trata la lista, el foro o el blog en cuestión y no hablar de asuntos que no tienen nada que ver, así como abstenerse de sacar a colación temas controvertidos o expresar opiniones sobre ellos (política, religión, etc.). A nadie le interesa si estás o no de acuerdo con el matrimonio homosexual o con la visita del papa. Para opinar acerca de estas cuestiones hay otros foros mucho más adecuados (periódicos, etc.).
  • Respetar las normas de participación de cada foro.
  • Cuidado con los destinatarios en las listas de distribución: si queréis responder en privado a un mensaje enviado a una lista de distribución, aseguraos de que la dirección que figura en el campo «Para» es la de la persona a la que queréis enviarle el mensaje y no la de la lista de distribución. No hay nada más bochornoso que mandar a una lista un mensaje privado, sobre todo si este es comprometido.
  • No usar direcciones de correo electrónico claramente no profesionales, por ejemplo (me lo he inventado) vampiresa73@hotmail.com. Si no la tenéis, cread una dirección específica para participar en listas de distribución, foros, blogs, etc.
  • Ser corteses, no faltarle al respeto a nadie, evitar los tacos y moderar el lenguaje más expresivo. Aunque estéis enfadados o disgustados por algo, no escribáis nunca un mensaje en caliente, porque lo más probable es que digáis cosas de las que luego os arrepintáis (con el agravante de que, al ser un mensaje público, quedará constancia de él por los siglos de los siglos y será difícil de borrar de la memoria colectiva). Si necesitáis desahogaros, hacedlo en privado, mejor aún si es con un amigo que os apacigüe, pero no publiquéis nunca un mensaje en un pronto o arrebato. Pero como todos somos humanos y erramos de vez en cuando, incluso sin darnos cuenta y aunque no queramos, también viene bien saber pedir disculpas a tiempo y saber aceptarlas.

Espero que estas recomendaciones os resulten útiles y os ayuden a meter la pata lo menos posible, porque fastidia un montón (¡y os lo digo por experiencia!).

Anuncios

10 pensamientos en “Recomendaciones básicas para escribir un mensaje público

  1. jeadraes 20/11/2010 en 20:26

    Se te ha olvidado evitar el uso excesivo de la negrita, si no al final parece que no hay nada que resaltar.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 21/11/2010 en 13:08

      Hola, jeadraes:

      Gracias por la observación. Soy consciente de que en las entradas que publico en el blog utilizo la negrita más de lo que debería, pero eso tiene una intención: resaltar las ideas más importantes de forma que se comprenda el artículo aun leyendo solo lo que está en negrita. Si resaltase solo palabras sueltas, no sería posible entender el post sin leerlo entero.

      Gracias por leerme y por comentar. ¡Buen domingo!

      Un saludo,
      Isabel

      Me gusta

  2. Pablo Muñoz Sánchez 21/11/2010 en 13:01

    Hola Isabel:

    Totalmente de acuerdo con todo lo que dices, ¡excelente artículo! Precisamente ayer hablaba con una colega de Asetrad de esto (fui al curso de traducción médica que se impartió en Madrid :)), y es que es una verdad como un templo. Yo lo resumiría todo diciendo que siempre deberíamos escribir correctamente con independencia de dónde nos comunicamos, porque nunca sabes quién te va a leer (en las listas de distribución hay clientes potenciales, por ejemplo) y porque así te acostumbras a escribir bien (que debería ser lo normal). La única excepción que hago es en los chats, donde nunca empiezo con mayúscula y donde no pongo los signos de exclamación e interrogación de apertura. Pero bueno, es una conversación privada donde hay un constante intercambio de mensajes y creo que nos podemos permitir eso: sinceramente, poner mayúscula al principio me resultaría muy raro y hasta haría parecer que la conversación no es lo coloquial que debería de ser (por supuesto, si es alguien “respetable”, me lo pensaría o más bien esperaría a ver qué hace la otra persona).

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 21/11/2010 en 13:12

      Hola, Pablo:

      Gracias por tu aportación. Has resumido la idea a la perfección: escribir bien siempre porque nunca sabes quién te va a leer. Fíjate, yo soy tan rara que hasta escribo bien en los chats (en conversaciones con amigos). Será deformación profesional, jeje.

      ¡Que pases un buen domingo!

      Saludos,
      Isabel

      Me gusta

  3. Álvaro García Barbón 21/11/2010 en 13:18

    Buenos días, Isabel:

    Toda la razón. La corrección a la hora de sacar adelante un blog, personalmente, me parece mucho más importante que las imágenes, e incluso que el diseño. Si se consigue un texto ameno, utilizando debidamente la negrita y una distribución “relajada”, no sólo conseguirás que la gente entre en tu blog sino, además, que se lo lean (cosa importante).

    Ojalá mucha más gente siguiera tus consejos (especialmente aquello de especializarse en un tema y adherirse a él). Gran artículo.

    Un saludo, germano-compañera. 🙂

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 22/11/2010 en 07:59

      Hola, Álvaro:

      Gracias por pasarte por aquí y dejar tu comentario. Sin duda, que un blog esté bien redactado es fundamental para que la gente lo lea. Espero que el mío cumpla ese requisito (aunque sé que utilizo demasiado la negrita), porque en cuanto al diseño no es precisamente un portento. :-p

      Por cierto, ya que hablamos del tema: si tenéis alguna sugerencia de mejora o corrección, acepto gustosa vuestros comentarios en privado a la dirección admin@igcutillas.com.

      Otro saludo para ti, germano-compañero, y espero verte más veces por aquí.
      Isabel

      Me gusta

  4. Verónica García 21/11/2010 en 14:34

    Hola, Isabel:

    Buen artículo, tienes mucha razón en todo lo que dices. Hay gente a la que se le olvida todo eso, sobre todo cuando las relaciones entre colegas se estrechan un poco, pero no hay que olvidar nunca que al fin y al cabo esto es meramente profesional y lo que habla por ti. De todas formas, también es bueno crear un ambiente afable y amigable sin pasar la raya del <> como tú bien decías.

    Un saludo

    Me gusta

  5. […] This post was mentioned on Twitter by Cecilia Maza, Cecilia Maza, Aida, Pablo Muñoz Sánchez, Laura Rodríguez and others. Laura Rodríguez said: Recomendaciones básicas para escribir un mensaje público http://ow.ly/3d1zD […]

    Me gusta

  6. […] Listas de distribución: las listas de distribución nos permiten conocer a otros traductores, estar al corriente de todo lo que se cuece en el mundo de la traducción, aprender cosas nuevas sobre infinidad de temas que nos afectan (terminología, lengua, fiscalidad, marketing, legislación, etc.), pedir ayuda cuando la necesitamos y ayudar a los demás cuando lo necesitan, darnos a conocer como profesionales y demostrar lo competentes que somos, entre otras muchas ventajas. En España, la lista más importante sobre traducción probablemente sea Traducción en España, a la que os recomiendo fervientemente que os suscribáis si no lo habéis hecho ya. Eso sí, antes de lanzaros a escribir mensajes, tened en cuenta las recomendaciones que os di en este artículo. […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: