12 secretos sobre los traductores autónomos

Siguiendo la línea pedagógica para legos en traducción de mi última entrada, me he parado a pensar qué le gustaría saber a la gente sobre los traductores autónomos y nunca nadie les ha contado. Haciendo un poco de memoria he recopilado las preguntas y dudas más frecuentes que me han planteado a lo largo de los últimos años. Estos son los 12 secretos que toda persona ajena al sector de la traducción debería saber:

1. ¿Dónde trabaja un traductor autónomo?

Por lo general, en su propia casa. Un ordenador y una conexión a internet es todo lo que necesitamos para poder trabajar. Para más información, leed mi artículo «Oficina, dulce oficina».

2. ¿Qué horario de trabajo tiene un traductor autónomo?

Como buenos autónomos, los traductores fijamos libremente nuestro horario de trabajo. Por lo general trabajamos y descansamos cuando queremos. Hay traductores, como yo, que prefieren levantarse temprano y terminar la jornada laboral pronto; otros, en cambio, prefieren no madrugar, aunque ello suponga trabajar hasta más tarde. Hay traductores diurnos que son más productivos de día, y traductores nocturnos que trabajan mejor de noche. Hay traductores que trabajan habitualmente los fines de semana o los festivos y otros que prefieren tener una semana laboral estándar de lunes a viernes. En cualquier caso, lo importante es atender correctamente a los clientes, hacer bien el trabajo y entregarlo en el plazo acordado.

3. ¿Para quién trabaja un traductor autónomo?

Hay varios tipos de clientes:

  • Clientes directos: Son empresas y particulares que necesitan servicios de traducción. El traductor trabaja directamente con el cliente final que necesita la traducción. Este grupo puede incluir desde empresas que quieren abrir mercado o lanzar un producto en otro país y necesitan traducir toda su documentación (manuales de instrucciones, página web, material de marketing y publicitario, etc.) hasta clientes particulares que necesitan traducir, por ejemplo, su expediente académico para convalidar sus estudios en España. Encontraréis más información en este completo artículo de Martine Fernández Castaner.
  • Intermediarios: Normalmente son agencias de traducción, aunque también pueden ser otros traductores autónomos. Ellos son los que mantienen el contacto con el cliente final, consiguen el encargo y luego buscan a un traductor que haga el trabajo. Algunas agencias se encargan de tareas adicionales a la de traducción (revisión, preparación del texto para traducir y maquetación del documento final, etc.); otras actúan simplemente como enlace entre el traductor y el cliente final. Martine Fernández Castaner también dedicó una entrada a este tipo de clientes en su blog.

En mi caso, yo trabajo tanto para clientes directos (empresas y particulares) como para agencias de traducción y otros intermediarios (otros traductores), pero hay traductores cuyos ingresos proceden exclusivamente de clientes directos o exclusivamente de agencias de traducción. En cuanto a la procedencia de los clientes, lo normal es tener clientes tanto nacionales como extranjeros.

4. ¿Cómo se comunica con los clientes un traductor autónomo?

Dado que la inmensa mayoría de los traductores somos autónomos que trabajamos desde casa, sentados delante del ordenador todo el día, el contacto con los clientes se produce básicamente a través del correo electrónico y, en menor medida, el teléfono u otras herramientas de comunicación, como la mensajería instantánea (por ejemplo, Skype). Por eso podemos trabajar con clientes de cualquier parte del mundo, ya que no es necesario que residamos en el mismo lugar que ellos para hacer nuestro trabajo.

5. ¿Cómo es el proceso de trabajo de un traductor autónomo?

En mi caso, que seguramente coincide con el proceder de los demás traductores freelance, es el siguiente:

  • El cliente me envía por correo electrónico el documento que desea traducir, que puede estar en diferentes formatos: Word, Excel, PowerPoint, HTML, PDF, etc. En algunas ocasiones, sobre todo cuando se trata de documentos impresos (algo muy frecuente en las traducciones juradas) y el cliente no se lleva muy bien con las nuevas tecnologías, también puedo recibir el encargo por fax.
  • Si el cliente es nuevo, preparo un presupuesto que el cliente debe aprobar por escrito antes de empezar el trabajo. Si es un cliente habitual, directamente confirmo la aceptación del encargo. En esta fase es muy importante acordar aspectos como la fecha y la forma de entrega, el precio del trabajo y las condiciones de pago.
  • Una vez resueltas las formalidades anteriores, me pongo manos a la obra y traduzco, reviso y corrijo el texto. En caso de dudas, me pongo en contacto con el cliente para que no quede nada sin aclarar.
  • Una vez terminado el trabajo, le envío al cliente el texto traducido en formato digital por correo electrónico, o bien impreso en papel si se trata de una traducción jurada, que debe cumplir unos requisitos especiales.

6. ¿Todos los traductores traducimos libros?

Al contrario de lo que suele pensar la gente, la traducción literaria o editorial (novelas, ensayos, obras divulgativas o científicas, etc.) es una ínfima parte de todo lo que se traduce (y, además, está peor pagada que otros sectores). La mayoría de los traductores vivimos de traducir textos mucho más prosaicos, como contratos, manuales de instrucciones de aparatos varios, páginas web, informes financieros, material publicitario, etc. Los que se dedican a la traducción para editoriales suelen compaginarla con la traducción de textos no literarios. Para más información, leed mi entrada «El traductor, ese señor que traduce».

7. ¿Cómo nos relacionamos con los demás traductores?

Nuestro trabajo es solitario y realmente no hay necesidad de relacionarse con otros traductores para llevarlo a cabo. No obstante, es recomendable no aislarse del gremio. Yo diría que en general vemos a los otros traductores como colegas más que como competidores directos, y, de hecho, en las listas de distribución, las redes sociales y los blogs (que son los principales canales de comunicación entre traductores) nos prestamos ayuda unos a otros. Es importante relacionarse con los compañeros para estar al día de lo que se cuece en la profesión, para defender nuestro colectivo a través de las distintas asociaciones y para ayudarnos cuando tenemos dudas sobre cualquier tema, pero también para promocionarnos y hacer contactos que nos puedan dar trabajo. Pero no solo de internet vive el hombre: también socializamos en persona, en congresos, charlas, cursos, tertulias, cenas y demás actividades profesionales y lúdicas. Para más información, leed mi artículo «El traductor, ese animal (a)social».

8. ¿Hace falta ser licenciado en Traducción e Interpretación para ejercer de traductor?

No, al menos en España.

9. ¿Existe un colegio de traductores?

Tampoco, ni de traductores jurados ni de traductores no jurados, al menos en España.

10. Entonces, ¿cualquiera que sepa idiomas puede traducir?

Sí y no: cualquiera puede ofrecer servicios de traducción (a excepción de las traducciones juradas, que en España deben ser hechas por un traductor-intérprete jurado), pero luego hay que demostrar que eres un profesional competente que hace bien su trabajo. De lo contrario, los clientes huirán de ti rápidamente. La mala fama se extiende como la pólvora, más aún en la era 2.0.

11. ¿Qué requisitos debe reunir un buen traductor?

  • Obviamente, dominar uno o varios idiomas extranjeros.
  • Dominar y redactar a la perfección en el idioma de destino (nuestra lengua materna). Este requisito es fundamental, y para cumplirlo no basta con ser hablante nativo de un idioma; hay que manejarlo a la perfección, y esto incluye conocer a fondo las reglas ortográficas, gramaticales, de tipografía, de puntuación, etc.
  • Tener conocimientos de una materia especializada. Los traductores solemos especializarnos en cierto tipo de textos (técnicos, financieros, médicos, etc.), y para traducirlos correctamente no solo hay que entender la lengua en la que están escritos, sino también su contenido.
  • Dominar las herramientas informáticas fundamentales para nuestro trabajo (Microsoft Office, incluidos Word, Excel y Power Point; programas de traducción asistida por ordenador; recursos y fuentes de información en internet y en papel, etc.).

12. Pero ¿de verdad se puede vivir de la traducción?

Rotundamente SÍ: se puede sobrevivir, se puede vivir y se puede vivir muy bien, según lo buen traductor que uno sea y lo bien que sepa gestionar su negocio. Yo me dedico exclusivamente a la traducción desde que terminé la carrera, y como yo tantos otros traductores. Lo que pasa es que el común de los mortales apenas conoce nuestra profesión y es difícil imaginar que alguien pueda vivir de algo que no se conoce. Por eso, con esta entrada he querido acercar nuestro trabajo a aquellos que lo desconocen para que, a diferencia de lo que reza el nombre de este blog, cada vez estemos menos en la sombra.

Anuncios

58 pensamientos en “12 secretos sobre los traductores autónomos

  1. Nathalie FC 11/04/2012 en 13:44

    Hola, Isabel:

    Como siempre, una entrada muy clara y muy instructiva. Parece una tontería pero aspectos como estos son los que se obvian durante la carrera y son los que de verdad hacen ver el día a día de un traductor autónomo. Un 10 🙂

    Un saludo,

    Nathalie.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 15:24

      Gracias, Nathalie. En efecto, cosas tan obvias como estas muchas veces se desconocen o se pasan por alto. Por eso es tan importante darlas a conocer, para que los que no son traductores nos conozcan mejor y para que los que quieren serlo sepan qué pueden esperar realmente de esta profesión.

      Me gusta

  2. traduccionespalacios 11/04/2012 en 15:37

    ¡Buenas!

    Es una muy buena idea exponer los puntos básicos de la profesión del traductor como autómono, porque da una idea de la diversidad y heterogeneidad que existe en la rutina de los que pertenecemos al gremio. Creo que el punto 12 es el mejor, pues da un poquito de esperanza a los que nos abrimos camino a trancas y barrancas en este mundo en tiempos difíciles.

    Un saludo.

    Me gusta

  3. Zaida Machuca Inostroza 11/04/2012 en 16:31

    Como siempre, muy buen artículo y gracias por contribuir a sacar nuestra profesión de las sombras. Saludos desde Chile.

    Me gusta

  4. Cecilia Palluzzi 11/04/2012 en 16:32

    Hola:
    casualmente hace unos días me encontré repasando algunos de estos 12 puntos ante amigos que se interesaron por mi profesión. Muchas personas amigas y familiares no entienden de qué se trata nuestro trabajo, y aquí lo explicas muy bien.

    Lo único que quisiera agregar es que aquí, en la Argentina, hay colegios de traductores públicos que no solo sirven para certificar las traducciones públicas o juradas de los matriculados, sino que sirven para seguir formándonos, para orientarnos en cuanto a tarifas y demás cuestiones relacionadas con el aspecto del ejercicio profesional para que la autonomía no sea un obstáculo, y para reunirnos y relacionarnos, porque como decís, es muy importante no aislarse ni ensombrecerse 🙂

    Saludos desde La Plata.
    Cecilia

    Me gusta

    • Lina Castilla 11/04/2012 en 17:12

      A Isabel:
      Muy buena entrada! Mas claro no pudiste haberlo explicado, una vez mas muchas gracias por tu blog, yo que quiero empezar a estudiar traduccion el proximo año y dedicarme a ello lo encuentro muy util.

      A Cecilia:
      Me encantaria que pudiesemos hablar mas, yo soy de Colombia y deseo mudarme a Argentina a estudiar traducción, quizas tu puedas orientarme, en verdad te lo agradeceria infinitamente.
      Dime como podemos ponernos en contacto (msn, facebook, email, en fin).

      Gracias y saludes desde Cartagena, Colombia

      Lina Castilla

      Me gusta

      • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 15:20

        Gracias a ti por leerme, Lina. Espero que mi blog te ayude a orientarte en tu futuro académico y profesional.

        Me gusta

    • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 15:20

      Gracias por el apunte, Cecilia. Nunca está de más conocer cuál es la situación de los compañeros en otros países.

      Me gusta

    • marina 03/05/2013 en 03:05

      Hola Cecilia como estas? tambien soy de Argentina y estoy interesada en estudiar traduccion pero claro siempre aparece la pregunta….me servira economicamente? claro que como dice Isabel…quien no conoce no lo sabe….Me gustaria preguntarte mas si no te molesta sobre el tema ya que tenes experiencia y me podes aconsejar un poco….saludos!

      Me gusta

  5. Ruth Gámez 11/04/2012 en 23:19

    Muchas gracias, Isabel, por seguir enseñándole al mundo quiénes somos y qué hacemos los traductores. Ya hemos publicado enlaces a tu artículo en nuestro muro de Facebook, en Twitter y Linkedin, donde esperamos que llegue a muchos profesionales ajenos al mundo de la traducción. Así, entre todos, pondremos nuestro granito de arena para conseguir que nuestro trabajo sea un poco más conocido y un poco más respetado.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 15:18

      Muchas gracias por la difusión y por el comentario, Ruth. Es un placer contar con el respaldo de los colegas.

      Me gusta

  6. cldtctr (@cldtctr) 12/04/2012 en 08:24

    “Dominar y redactar a la perfección en el idioma de destino (nuestra lengua materna).”

    Si lo de lengua materna (otro tópico que se resiste a desaparecer) fuese cierto, yo y otros estaríamos en el paro o sobreviviendo de comerciales.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 08:32

      Hola, cldtctr (te agradecería que dieras tu nombre):

      ¿Qué quieres decir con lo de tópico y si fuese cierto? ¿Que no existen las lenguas maternas o que no es posible vivir traduciendo solo a tu lengua materna? En este último caso, te aseguro que los que traducen a otros idiomas que no son su lengua materna son más bien la excepción, y no la norma, al menos según mi experiencia. El tópico que se resiste a desaparecer es en realidad el de que no se puede vivir de la traducción si no traduces a idiomas distintos del tuyo.

      Un saludo,
      Isabel

      Me gusta

  7. Merche García Lledó 12/04/2012 en 14:22

    Enhorabuena por esta entrada, voy a difundirla porque a los estudiantes siempre nos falta información sobre esta faceta de un traductor. Siempre es mejor escuchar esto de boca de un autónomo real y no de los que se saben la teoría pero hace mucho que no practican.
    Un saludo y gracias por pensar en los que aún no somos profesionales 🙂

    Me gusta

  8. ¡Excelente entrada! Es perfecta para explicarles a familiares y amigos (que a veces no suelen entendernos muy bien) cómo trabajamos.
    Un saludo desde Uruguay 🙂

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 12/04/2012 en 16:47

      ¡Qué diversidad de lectores! España, Chile, Argentina, Colombia y ahora, Uruguay. 🙂

      Muchas gracias por leerme, Giorgina. La próxima vez que alguien te pregunte en qué consiste tu trabajo o cómo te ganas la vida, ya sabes a dónde remitirle. 😉

      Un abrazo fuerte para todos los que estáis al otro lado del charco.

      Me gusta

  9. David 18/04/2012 en 23:00

    Buenas noches Isabel, soy David, el joven filólogo inglés que gracias a tu blog y a entradas como esta se motiva cada vez más y más a intentar trabajar de traductor freelance. Muy buen post y muy bien explicado, la próxima vez que mis padres me pregunten de qué va esto que quiero intentar hacer se lo leeré de cabo a rabo. Un saludo y sigue con las buenas entradas, esto es oro!!

    Me gusta

  10. Un tipo con boina 09/05/2012 en 16:05

    Muy aclarador para los pobres estudiantes de Traducción como servidor que tenemos muy próximo el terrorífico momento de salir al mercado laboral.

    Me gusta

  11. Anna 22/05/2012 en 12:58

    Hola Isabel! Muchas gracias por este blog taaaan interesante! Justo he acabado la carrera y me encuentro en este punto que no sé qué hacer! Es difícil encontrar trabajo sin tener experiencia!

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 22/05/2012 en 13:12

      Gracias, Anna, y mucho ánimo. Ánimo también a Un tipo con boina, que no le había dicho nada. 😉

      Me gusta

  12. Miguel 13/06/2012 en 16:01

    Hola, Isabel.

    He conocido hoy mismo tu blog por casualidad, ¡y no veas lo que me he enganchado! Te aseguro que a partir de ahora me tendrás por aquí a menudo.

    Te escribo en esta entrada porque me ha resultado especialmente interesante: estoy acabando la carrera de Traducción e Interpretación (unos exámenes más y seré licenciado) y, como apasionado de la traducción que soy, estoy deseando sumergirme en la labor profesional en este campo. Sé que está difícil, sobre todo por mi edad… Pero bueno, sé que lo hago bien y además gané un concurso de traducción de mi universidad, así que espero que eso me haga puertas.

    A título personal, te propondría hacer alguna entrada con tu experiencia al “despegar” como traductora (mil perdones si ya lo has hecho, aún no he leído el blog entero). Creo que eso nos podría ayudar mucho a los “novatillos” como yo.

    Un saludo, ¡y gracias por tu magnífico blog!

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 13/06/2012 en 17:26

      Hola, Miguel:

      Muchas gracias por pasarte por aquí y por tu comentario. Ya he escrito algunas entradas con consejos para traductores noveles; seguro que te interesan especialmente los posts titulados «La senda del traductor novel» (hay tres). También en el apartado «Sobre la autora» encontrarás un breve relato de cómo empecé yo.

      Por lo demás, te deseo mucha suerte con los últimos exámenes y espero que muy pronto seas ya todo un señor licenciado. 😉

      Un saludo,
      Isabel

      Me gusta

  13. Miguel 13/06/2012 en 20:03

    ¡Muchas gracias, Isabel! Ahora mismo me paso por esas entradas 🙂

    Me gusta

  14. P@o 02/07/2012 en 19:53

    Hola, leí algo tarde el blog pero quería dejar mi bocadillo 😉
    Muy cierto y muy de acuerdo con lo que se dice…. salvo un detallito, al menos en la Argentina, contamos con Colegios de Traductores y Intérpretes en distintas ciudades o provincias del país. Ellos ayudan a regular la profesión y brindan un respaldo y un marco a la profesión.
    Muy buenas sugerencias en las entredas 🙂
    Me convertiré en una visitante frecuente.
    Saludos a todos los colegas!!!!

    Me gusta

  15. eikxander 14/08/2012 en 11:33

    Hola Isabel.

    Al igual que muchos otros he llegado a tu blog por casualidad, buscando una respuesta a mis inquietudes en Google, como próximo estudiante de Traducción en México. Realmente quiero agradecerte, ya que has logrado no solamente aclarar mis inquietudes, sino también darme ánimos para ejercer esta hermosa carrera llamada Traducción.

    Realmente hoy sentí pánico al escuchar de mi maestra de Salud lo decepcionada que estaba por dejar Medicina, pero vamos, no todos hemos nacido para una carrera tan obsesiva y celosa, además de que he amado la lectura desde que era un niño pequeño.

    Por ello me sentía desolado, triste, hasta en un cierto punto decepcionado de mí, pero mira que he leído varias de tus entradas y me he inspirado realmente a continuar con este “loco” sueño (como algunos me han dicho al contarles mi elección de carrera),

    Bueno, sin más me despido y te dejo mis mejores deseos para ti. Suerte y un beso.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 14/08/2012 en 12:47

      Gracias por tu bonito comentario, eikxander. ¡Mucho ánimo y mucha suerte con tu «loco» sueño! Como ves, no eres el único «loco». 🙂

      Un abrazo,
      Isabel

      Me gusta

  16. Mel. 13/05/2013 en 02:20

    ¡Hola!
    Tengo 16 años y quiero estudiar idiomas, pero desconozco mucho de la carrera. Hace poco pensé en que me gustaría trabajar de traductora y gracias a eso encontré este blog. Seguiré informandome más de este tema, te quería agradecer me gustó e interesó mucho más este trabajo. Pero te quería preguntar: ¿Los de traducción.literaria no ganan bien? Espero su respuesta. Seguiré leyendo.su interesante blog. Saludos desde México.

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 13/05/2013 en 07:59

      Hola, Mel.

      Gracias por leerme y por tu comentario. Me alegro de que te haya gustado el artículo y de que te sea útil para orientarte.

      La traducción literaria, al menos en España, está peor pagada que los demás tipos de traducción, así que no es raro que los traductores literarios combinen esa rama con otras disciplinas de la traducción.

      ¡Un saludo y mucha suerte!
      Isabel

      Me gusta

  17. Lorena 03/06/2013 en 14:15

    Muchas gracias por orientar y animar a los que estamos estudiando esta carrera. Ánimo con tu blog, y gracias por ayudarnos a nosotros, futuros traductores.

    Me gusta

  18. graphicman1080 05/06/2013 en 19:19

    Muy interesante tu articulo isabel. Hace tiempo que deseo comenzar como traductor trabajando desde mi casa, pero me ha costado mucho trabajo conseguir clientes. Por dónde y cómo me recomendarías comenzar? Muchos saludos.

    Me gusta

  19. Mª Remedios Nieto 15/07/2013 en 20:13

    ¿Qué posibilidades tiene una persona con muy buenos conocimientos de inglés, con titulación en enseñanza no reglada, y con diplomatura en otra carrera
    no relacionada con el idioma?

    Muchas gracias.
    Remytta

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 16/07/2013 en 08:26

      Hola, Remytta.

      Pues eso dependerá de lo buena que seas traduciendo (no es lo mismo saber inglés que traducir del inglés) y de tu habilidad para vender tus servicios y conseguir clientes. Lo de la titulación es lo de menos; de hecho, ser diplomada en otra carrera puede ser un punto a favor de cara a la traducción especializada.

      Un saludo y suerte.
      Isabel

      Me gusta

  20. Remytta 21/07/2013 en 13:20

    Muchas gracias Isabel, y enhorabuena por tu blog!

    Me gusta

  21. Dalma Iparraguirre 18/10/2013 en 06:09

    Estudio traductorado en Argentina. Me encanta la manera en que animás a otros a realizar este hermoso trabajo.
    Voy a recomendar tu blog a mis compañeros, me parece excelente y muy bien desarrollado.
    Un beso!

    Me gusta

  22. Dilan Vidal Bastias 22/10/2013 en 03:25

    Siempre que entro a estos artículos, me dan ganas de ser traductor. La verdad es que es lo que más me ha llamado la atención desde que me vengo preguntando qué seré cuando grande.
    Aún tengo diecisiete años pero ya el año 2015 debería entrar a una universidad, el problema es que en cada artículo sale una visión diferente de este oficio. Se dice que es difícil, que es entretenido (yo creo que debe serlo), pero lo que más me preocupa no es cuánto tenga que esforzarme al momento de trabajar, lo que me preocupa es que quizá no tenga clientes, ya que he leído en muchas partes, que esto de la traducción es para un círculo algo cerrado, o sea que los más nuevos tienen grandes dificultades para encontrar trabajo. ¿Qué tan cierto será eso? Igual, debe depender del país y algunos otros factores, salvo por eso, no hay otro motivo que me desmotive, tal vez un poco lo de si es rentable o no.
    Algunos me han dicho que estudie otra cosa, porque a fin de cuentas podría ser traductor con o sin título, tal como lo ha mencionado usted este artículo. Entonces, antes de tomar una decisión, me gustaría saber cuáles son las ventajas que otorga la carrera con respecto al oficio.

    Muchas gracias por sus palabras en este espacio, veré que más hay ya que este artículo es recién el primero que veo de “eltraductorenlasombra”. Quizá encuentre la respuesta.

    Saludos desde Chile.

    Me gusta

  23. Georg 11/12/2013 en 00:54

    Hola, Isabel, Muchas gracias por compartir esos secretos y perfil. Saludos, sinceramente

    Me gusta

  24. heiler martinez 10/02/2014 en 19:33

    Hola, quisiera trabajar desde casa traduciendo, soy licenciado en inglés, alguien podría guiarme sobre cómo empezar o a qué sitios acudir? Es necesario comprar uno de esos cursos que se ofrecen online? Qur debo haceeeer? Gracias

    Me gusta

  25. Bruno Guerra Scaglione 05/03/2014 en 22:23

    disculpame pero sí hace falta es traductor oficial para traducir. Como también hace falta ser profesor de inglés para enseñar formalmente.

    No por saber inglés solamente se puede traducir o enseñar!!

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 06/03/2014 en 08:35

      Hola, Bruno.

      En España NO hace falta haber estudiado traducción ni tener ningún tipo de título o certificado para traducir. Solamente las traducciones juradas están reguladas y deben ser hechas por un traductor jurado, pero cualquier otro tipo de traducción la puede hacer cualquiera.

      Saludos.
      Isabel

      Me gusta

      • Bruno 30/07/2014 en 23:54

        Poder puede cualquiera que sepa dos idiomas, pero no debieran, porque hay que estar habilitado, tener la educación y formación para ejercer como profesional y proveer un buen servicio a la sociedad. Tal como cualquier profesión. Así que ponete a estudiar mejor y dejá de sacarle trabajo a los que estudiaron para tenerlo.

        Me gusta

      • brunoscaglione 30/07/2014 en 23:58

        Dejá de sacarle trabajo a los que estudian para tenerlo. Hay tenér una formación y estar habilitado para ejercer como traductor
        ¿Cualquiera que sepa dos idiomas puede traducir, cualquiera que sepa de medicina puede ser doctor?
        Ponte a estudiar mejor, que con la escuela no te alcanza para ser profesional.

        Me gusta

        • Isabel García Cutillas 31/07/2014 en 08:31

          ¿Que me ponga a estudiar yo? Por si no lo has leído en mi perfil (a la derecha), soy licenciada en Traducción e Interpretación por la Universidad de Alicante, con Premio Extraordinario de Licenciatura, además, así que la fase de los estudios la tengo más que superada, me parece. Y por si fuera poco, llevo ocho años trabajando en esto, los suficientes como para hablar de mi trabajo y de mi mercado con conocimiento de causa.

          Me gusta

  26. aida 07/05/2014 en 14:19

    Tengo una duda a ver si podéis ayudarme:
    Yo quiero ser traductora jurado pero aun no puedo por no tener nacionalidad española. Y cuando lo tenga creo que también va a ser difícil porque no esta en la lista de idiomas de traductores jurados.
    Y mi pregunta es: Puedo traducir por mi cuenta sin haber estudiado la carrera de traducción? y que tipos e documentos esta permitido traducir? Por que yo hago traducciones para una Embajada pero lo hago gratis, y se que los certificados de nacimientos, matrimonios, etc tienen que llevar la firma del cónsul y luego se lleva a legalizar al ministerio de exteriores. Mi pregunta es que si lo puedo hacer yo y cobrar por ello porque me canse de hacerlo gratis.
    Gracias

    Me gusta

    • Isabel García Cutillas 07/05/2014 en 14:53

      Hola, Aida.

      Este artículo responde precisamente a todas tus preguntas, así que vuélvelo a leer. Es más, te recomiendo que te leas el blog entero y su subtítulo («La traducción no es un pasatiempo, sino una actividad profesional»), porque preguntar aquí si puedes cobrar las traducciones que ahora estás haciendo gratis demuestra tal desconocimiento de la actividad que estás ejerciendo que puede resultar hasta ofensivo para los profesionales que vivimos de ello.

      Un saludo y suerte.
      Isabel

      Me gusta

      • aida 07/05/2014 en 15:29

        -yo se que la traducción no es un pasatiempo, pero al principio tuve que hacerlo porque no me quedaba mas remedio (por mi trabajo) y también porque yo quería mejorar el vocabulario para luego poder hacerlo por mi cuenta.
        – No entiendo porque resulta ofensivo porque no estoy preguntando si puedo cobrar por el trabajo, mis preguntas son :
        1)que tipo de documentos puedo traducir, ya que en el consulado no traducen cualquier documento, como por ejemplo un diploma o calificaciones, etc eso dejan para que los ciudadanos se busquen la vida y yo quiero saber si puedo hacerlos yo. Ya que si un documento lo traduce un traductor jurado, lleva su firma. si lo traduce un cónsul lleva también la firma del cónsul. Pero si los traduzco yo tiene el mismo valor? o se tiene que validar de algún modo.
        y 2) si se podría trabajar de ello sin haber hecho la carrera, pero esto ya lo sé, por lo que mi principal duda es que tipo de documentos puedo traducir.
        Gracias

        Me gusta

        • Isabel García Cutillas 07/05/2014 en 15:47

          Las traducciones que tienen que ser juradas solo las puede hacer un traductor jurado, obviamente. Aparte de eso, puedes traducir todo tipo de documentos. De todas formas, insisto: vuelve a leer esta entrada y el resto del blog para entender bien cómo es el trabajo de un traductor.

          Me gusta

        • Isabel García Cutillas 07/05/2014 en 15:51

          Y si lo que estás preguntando es qué tipo de traducciones tienen que ser juradas, te informo de que no existe ninguna normativa al respecto en España. El organismo que recibe la traducción es quien determina si tiene que ser jurada o no.

          Me gusta

        • Isabel García Cutillas 07/05/2014 en 16:09

          Y otra puntualización: si haces las traducciones para embajadas y consulados extranjeros, son ellos los que deciden qué requisitos deben cumplir para que puedan aceptarlas, así que no te puedo decir si tus traducciones tendrían para ellos el mismo valor que la de un traductor jurado o un cónsul.

          Me gusta

  27. Guillermo Paz 07/05/2014 en 16:59

    Isabel, no soy traductor, ni estoy interesado en la traducción. Casualmente entré a esta página y me encantó la forma en que redactas, la claridad con la que explicas tus conceptos, y en fin el carisma que tienes y que se manifiesta por la forma en que respondes y la dulzura y el cariño que se sientes por tus lectores y que se percibe en tus mensajes.
    Lo mejor para tí…

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: